Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail to someonePrint this page

 

 

El pasado 13 de enero se sancionó la Ley 1826 de 2017 por medio de la cual se crea el nuevo proceso especial abreviado y nace la figura del acusador privado. La entrada en vigencia de esta Ley será dentro de 6 meses y se calcula que dará celeridad a cerca de 400 mil casos al año.

¿Qué modificaciones hace esta norma al estatuto procesal penal?

Mediante la Ley 1826 de 2017 se modifican los artículos 66, 71, 72, 73, 74, 76 y 313 del  Código de Procedimiento Penal (Ley 906 de 2004). La principal modificación se evidencia en el artículo 66 que se refiere a la titularidad y obligatoriedad del ejercicio de la acción penal, con la novedad de la conversión de la acción penal de pública a privada, que como fuera establecida en la Constitución Política de 1991 y en el acto legislativo 02 de 2003, era función exclusiva de la Fiscalía General de la Nación, permitiéndose ahora  a los particulares, bajo el estricto control de la Fiscalía, realizar investigaciones para dar trámite al proceso. 

Además de las modificaciones mencionadas anteriormente, la ley 1826 crea el Libro VII, artículos 534 a 564, en los que establece el trámite que tendrá el proceso especial abreviado. A continuación su estudio completo.

¿Cómo es el proceso de conversión de la acción pública a privada?

Conforme a lo anterior, la víctima de una conducta punible representada por un abogado en ejercicio o un estudiante de consultorio jurídico, y teniendo en cuenta las conductas punibles a las que se les dará trámite para este nuevo proceso, podrá mediante escrito solicitar al Fiscal hasta antes del traslado del escrito de acusación, que autorice la conversión de la acción , quien deberá decidir de plano, sin perjuicio de su función de dirección de investigación en el proceso. 

Igualmente, dispone el legislador la posibilidad de titular como querellante legítimo al agente de la Policía Nacional quien en ejercicio de su función haya tenido conocimiento de la comisión del delito de hurto en el cual la víctima del mismo, se encuentre en imposibilidad física o mental de interponer la querella.

¿A qué conductas punibles aplica esta ley?

El ámbito de aplicación de esta norma esta limitado en el artículo 534 a las conductas punibles que: (i) requieran querella, consagradas en el artículo 74 Ley 906 de 2004, sin embargo conforme a la modificación en su parágrafo por el artículo 5 de la Ley 1826 de 2017, no requería querella los casos de flagrancia, en los que la víctima sea un menor de edad, inimputable o violencia contra la mujer; (i) las consagradas en el numeral segundo, entre las cuales están las lesiones personales (arts. 111,116,118 y 120), los actos de discriminación (art.134), la inasistencia alimentaria (art.233), hurto (arts. 239,249 y 241), entre otros.

La aplicación del proceso especial abreviado en las conductas punibles anteriormente mencionadas se extenderá a los casos en flagrancia.

En el caso de concurso de conductas punibles, de aplicación del proceso especial abreviado y las conductas punibles que tengan el trámite de proceso ordinario, se preferirán las normas consagradas del proceso ordinario.  

¿Cuál será el trámite de la acusación al indiciado?

Los principales cambios en la acto procesal de la acusación se evidencian en la comunicación de los cargos que se surtirán con el traslado del escrito de acusación, por medio del cual se constituye como parte al indiciado. La entrega del escrito de acusación deberá realizarse en presencia del indiciado junto con su defensor y la víctima, y realizar el descubrimiento de los elementos probatorios o evidencia física.

Como consecuencia del traslado del escrito de acusación se interrumpirá la prescripción, el Fiscal o Acusador Privado podrán solicitar las medidas cautelares y equivaldrá a la formulación de imputación.

Además de los requisitos que debe contener el escrito de acusación consagrados en el artículo 337 de la Ley 906 de 2004, es necesario anexar documentos que indiquen el juzgado competente, la prueba sumaria de la calidad de víctima y la orden de conversión de acción pública a privada. Y para la presentación del escrito de acusación ante el juez, es obligación adjuntar la constancia de comunicación del escrito al sindicado y de la realización del descubrimiento del material probatorio y la declaratoria de persona ausente o contumaz.

¿Cuántas audiencias tendrá el nuevo proceso especial abreviado?

Otra novedad que presenta la Ley 1826 de 2017 y que permitirá que se agilicen cerca de 400 mil procesos al año es la consagración de dos audiencias, una denominada audiencia concentrada y la segunda en la cual se desarrollará el juicio oral. Previo al traslado del escrito de acusación, el acusado tendrá un término de 60 días para plantear su defensa, vencido el término el Juez de Conocimiento deberá citar a la audiencia de juicio oral dentro de los 10 días siguientes.

  1. Audiencia concentrada; en esta se realizará la aceptación y verificación de cargos; el reconocimiento de la calidad de víctima o acusador privado; las partes e intervinientes podrán manifestar las causales de incompetencia, impedimentos y recusaciones; la fiscalía podrá realizar modificaciones al escrito de acusación que no modifiquen su núcleo fáctico, frente a posibles modificaciones en este; la defensa podrá realizar sus observaciones, tanto la Fiscalía como la Defensa deberán presentar listado de las pruebas que pretenden hacer valer en el juicio oral, solicitudes probatorias y presentar nulidades.

A continuación a la terminación de la audiencia concentrada, el juez de conocimiento 30 días siguientes, deberá fijar la audiencia de juicio oral.

  1. Audiencia del juicio oral; esta audiencia conservará el trámite consagrado para el proceso ordinario sin embargo, anunciado el sentido del fallo, el juez de conocimiento dentro de los 10 días siguientes deberá proferir sentencia, correr traslado y notificar a las partes, quienes tendrán el término de 5 días para la presentación de recursos, estos deberán ser por escrito y el trámite será el del proceso ordinario.

¿Cuáles son las actuaciones procesales que conservarán el trámite previsto en la Ley 906 de 2004?

Las actuaciones procesales que conservan el trámite consagrado para el proceso ordinario son: (i) el juicio oral (Libro III, Título IV), (ii) las notificaciones (Capítulo VI, Título IV) y la justicia restaurativa (Libro VI). Por último, la ley 1826 de 2017, establece que en todo aquello que no haya sido consagrado de manera especial, se aplicará lo dispuesto en el Código de Procedimiento Penal y el Código Penal.

Consultar texto completo aquí 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment